Trucos para decorar con alfombras

Este es un artículo de invitado. Redacción: Patricia, de Decoración patri-blanco

Hola me llamo Patricia y estoy encantada de estar por aquí y saludaros desde otro blog que no sea el mío jeje.

Muchas gracias por dejarme pasar a “vuestra casa” y espero que os guste mi pequeña aportación.

Bueno, primero voy a presentarte mi blog: Decoración patri-blanco para el que no me conozca: es un rincón dedicado a la decoración con guías explicativas y artículos sobre el sector.

Además cuenta con un estudio de interiorismo (tanto online como offline) que surge de querer ayudar tanto a particulares como a empresas (hoteles y comercios).

Hoy estoy aquí para hablarte de las alfombras en la decoración. Veremos qué estilos hay y hasta algunos trucos para decorar con ellas.

¿Empezamos?

Primero un poco de historia

Probablemente las alfombras aparecieron hace mil años en Asia central y gracias a los nómadas que necesitaban protegerse del invierno.

Necesitaban algo más manejable que las mantas de piel de oveja y al mismo tiempo que valiera como decoración en sus tiendas.

En su forma más simple y primitiva sus telares eran horizontales y se podían fijar al suelo, con la ventaja de que se pliegan fácilmente y se pueden mover a la siguiente zona de acampada.

Hoy en día las siguen utilizando.

Los primeros diseños eran motivos geométricos o curvilíneos y con colores rojizos o tierra.

En el siglo XVI, se desarrolló técnica y artísticamente en Persia y la India.

Llegó a Europa a través de las Cruzadas y se solían colgar de las paredes como tapices o utilizarlas como manteles en las mesas.

Y hasta que no se abrieron rutas comerciales en el siglo XVII no llegaron las alfombras persas y no se colocaron en el suelo hasta el siglo XVIII.

Su fabricación, se extendió por Europa, sobre todo en Francia y Flandes, donde apareciendo un nuevo sistema llamado “Bruselas”.

Estilos de alfombras

A menudo se nota la procedencia de la alfombra por su diseño y colores… aunque hoy en día hay mucha imitación. Cada uno tiene su propio diseño y tintes tradicionales pero las más famosas o conocidas son las alfombras persas.

Estas son las más comunes: el estilo afgano, paquistaní, baluchi, Turkmenistán, caucásico, indo, tibetano, turco, chino, Turquestán Oriental, de Europa y del norte de África.

Cada una tiene su encanto y depende de tu gusto el elegir una u otra. Por supuesto, también hay diseños más modernos como estos ejemplos:

Imágenes de tres ambientes diferentes, exterior, clásico y moderno para decorar con alfombras nuestro hogar

Trucos para decorar con alfombras

Si la colocas en el salón, trata de que sobresalga unos centímetros del sofá y por supuesto, en el comedor debe sobrepasar las sillas para poder sentarte y levantarte sin problema pero sin llegar a estar pegada a la pared.

Intenta no dejar mucho espacio entre la alfombra y la pared para que no se vea extraño. Un truco es centrarla con una mesa (si es un despacho) entre dos paredes o con una lámpara de techo, esto depende de donde la vayas a poner.

No la coloques como hace todo el mundo y prueba varias formas que puedan hacer que el espacio se vea más interesante. Por ejemplo colocar una alfombra con formas, más pequeña y con estampado pero sin que el sofá la cubra… eso sí, la mesa de centro si tiene que estar encima.

Utiliza alfombras de interior en el exterior. Colocadas en terrazas o patios puedes crear un espacio cálido y de estilo bohemio ideal para pasar el verano o la primavera (vigila el tiempo que no aguantan la lluvia).
 
Y esto es todo, espero haberte inspirado o descubierto algo nuevo. En cualquier caso, si tienes dudas cuéntanoslo en comentarios.

Deja un comentario